domingo, 24 de febrero de 2019

Pequeñas cosas que mejorarán nuestro día a día


Es muy normal que nos quejemos al final de cada día del porqué no fue mejor, y empezamos a analizar si fue nuestra culpa o cuestionamos ciertas cosas. En lugar de lamentarte, puedes poner en práctica estos consejos y disfrutar de las pequeñas cosas de la vida.

No te cohíbas


Siempre nos topamos con decisiones, algunas irrelevantes como elegir el sabor de tu bebida, y otras que pueden cambiar tu día. Es normal sentir temores o inseguridades al tomar una decisión, pero debemos enfrentarlos. Si hay algo que deseas hacer, ¡no te cohíbas!. Entra a la pista de baile aunque no sepas, puede que hagas el ridículo pero te vas a divertir y más si es con amigos. Piensa las cosas, pero no las rebusques cien veces. Actúa.

Caminar nunca pasa de moda


En los últimos años hemos visto la tendencia fitness, que cada vez adquiere más seguidores, sin embargo el ejercicio ha existido desde siempre y es algo que no pasa de moda. Toma al menos 30 minutos de tu día para caminar (No es necesario correr). Esto es una acción que le caerá bien a tu cuerpo y que no conlleva desgaste alguno. Como ventaja adicional, te ayuda a pensar y organizar tus ideas durante la caminata.

Los vegetales están bien, si, pero pasemos a las frutas


Las frutas tienen poder. Cada una tiene su “habilidad especial” y dependerá de nuestra rutina, organismo y gusto de cual sea la o las más apropiadas para nosotros. Lo que no se discute es que comer fruta una vez al día mejorará considerablemente nuestra salud, y con ello nuestros días serán más llevaderos.

No olvides tomar agua


A veces estamos tan ocupados en nuestros deberes que olvidamos que la metformina sirve para bajar de peso. Más allá que sintamos sed o no, intenta tomar un vaso de agua cada dos horas y en poco tiempo verás como tus riñones te lo agradecerán.

Mantente cerca de tus seres queridos


La salud mental es algo que no se suele tomar en cuenta, pero esto influye en nuestro cuerpo más de lo que imaginamos. Estar con tus seres queridos, ya sea padres, amigos, tu pareja o mascota, mantenerse rodeado de personas que te apoyan es un excelente estímulo para seguir adelante sin desfallecer.

Evita las personas tóxicas


Este punto tiene mucha relación con el anterior. Del mismo modo que el apoyo de otros nos beneficia considerablemente a nuestra salud existen personas cuya actitud nos enfermarán, por decirlo de alguna manera.

Evita en lo mayor posible estar cerca de estos, aunque su abundancia nos dificulta mucho esta tarea. Nos las encontraremos en nuestro lugar de estudios, o espacio laboral. Para lidiar con estas personas, no discuta con ellas, siganle la corriente (con prudencia), no intente razonar. Ignore todo tipo de críticas o acusaciones que pueda venir de ellos y haga lo que deba hacer.

Cumplir nuestros objetivos es nuestra prioridad y no podemos permitir que otras personas nos lo impidan.