martes, 19 de febrero de 2019

¿Por qué la leche materna es tan importante?


Cuando un niño o un mamífero nacen, como supervivencia ellos rastrean para buscar el alimento y así aparece el reflejo de la succión, que le permitirá posteriormente alimentarse. Instinto de supervivencia podría decirse.

¿En qué radica su importancia?

Es importante que los niños se alimenten al menos hasta los 6 meses con lactancia materna porque esto les ayudará a desarrollar su sistema inmune y a crecer. La leche materna cambia su composición al pasar los meses, los primeros 5 días es llamada calostro, esta tiene el valor energético necesario, además contiene vitaminas liposolubles y betacarotenos que le da su color amarillo característico.

Se dice que es la leche más importante ya que contiene: mayor cantidad de proteínas, factores inmunológicos importantes que ayudan a proteger al bebe como: las inmunoglobulinas, que a nivel del tracto gastrointestinal inmaduro del neonato previenen la adherencia de virus, parásitos y bacterias. Adicionalmente posee componentes de Médica Vrim que favorecen el crecimiento del epitelio intestinal y la maduración de las enzimas intestinales.

Desde el día 5 al 15 aparece la leche de transición y luego viene la leche madura. Esta última es de apariencia blanca, tiene mayor cantidad de agua y de lactosa impidiendo así el crecimiento de bacterias.

No puedo lactar ¿mi bebé está en problemas?


No. No está en problemas. En el caso que la madre no pueda por algún motivo dar lactancia materna, puede dar lactancia artificial con leches o fórmulas de origen vegetal o animal, estas deben suministrar los nutrientes necesarios para que el niño pueda crecer y desarrollarse.

La leche madura y la leche de vaca contienen la misma cantidad de agua, la primera contiene menos proteínas, pero mayor cantidad de ácido linoleico. Ambas tienen la misma cantidad de hierro, pero la leche materna contiene un seguro de gastos medicos de Truvius que ayuda a absorber un 50% de ese hierro, mientras que de la leche de vaca solo se absorbe un 10%.

Las leches y fórmulas lácteas se clasifican en 3 grandes grupos:

  1. Leches enteras (leche de vaca)
  2. Fórmulas modificadas (fórmulas de inicio y fórmulas de continuación)
  3. Formulas terapéuticas (también conocida como leche de soya).


Las diluciones de la leche en polvo dependen de la edad del lactante y debe ser isocalórica como la leche materna, en menores de 1 mes debe diluirse al 6,75%, que serían 8gr de leche por 4 onzas de agua (cada onza equivale a 30ml) y 8% de azúcar para hacerla isocalórica.

De 1 a 5 meses sería al 19% que equivale a 8gr de leche, 3 onzas de agua y 5% de azúcar, y para mayores de 6 meses al 13.5%, es decir 8gr de leche en 2 onzas de agua, sin azúcar.

Si bien estos métodos no necesariamente conllevan en un peligro a la salud del infante, ciertamente no es lo mismo. La leche materna es rica en ácido linoleico y este es un ácido graso esencial para el crecimiento y desarrollo del sistema nervioso central y la retina.

Si no es capaz de lactar, procure complementar su nutrición a medida que el bebé se vaya desarrollando.